Bocaditos Lingüísticos de un Carnicero Educado #2

Por Finísimo Caballero Cho'Gath

El Finísimo Caballero Cho’Gath es autor de: Enciclopedia exhaustiva de alaridos y cortesías. Editorial Vacío, 2013.

En la rúbrica anterior uno de los bocaditos que engullía el que esto escribe tuvo la cizaña post mortem de colar una ‘g’ donde era preciso presionar una ‘y’. Me causó un enorme sobresalto este incidente. ¡Qué penita! Sin embargo, ya lo digerí (literalmente); y ya recuperado de tal bochorno, habré de someter al juicio de la enclenque especie humana mi segunda contribución lingüística para la Liga de las LEYENDAS. ¿En qué estaba? Oh, sí, un bocadito (nam nam). Cuando era pequeño e iba apenas por mi millonésima carnicería (nam nam), cierto guerrero demaciano me aguardaba oculto entre la maleza con la jocosa intención de darme caza. “Oh, sorpresa”, dije yo mientras procedía a mancharle la ropita (nam nam nam) con su propia sangre. Mientras huía despavorido le escuché decir: “casi me sale ese gankeo”. Una hilarante mezcla de sorna y lástima me obligó a dejarlo escapar. Jo jo. Si en su propia lengua existe un equivalente perfecto (nam nam) para el término en cuestión, me preguntaba, ¿por qué empeñarse en repetir la verborrea afectada de una lengua foránea? Debo confesar, sin embargo, que me dio un gusto escucharlo decir aquello. “¡Fanfarreas, fanfarreas!”, expresé entre risas. El señorito demaciano (nam nam nam) bien merecía seguir respirando, si acaso con el fin único de inundar a placer los rincones del mundo con sus locuaces barbarismos (nam nam nam nam). El entrañable lector se preguntará acaso qué alocución hubiese sido más pertinente en lugar del doblemente fallido vocablo del demaciano, a lo cual respondo: emboscar, cuya etimología (nam nam nam) denota ocultarse en un bosque (‘en-bosque’; o en una maleza) para iniciar un ataque furtivo. Sírvase el lector sugerirme, en la sección de comentarios, bocaditos lingüísticos sobre los que tenga curiosidad (nam nam).

Claro, si al lector o lectora le place seguir diciendo barbarismos, adelante. El barbarismo nutre las pesadillas de incontables súbditos todos los días, ¡y qué haría el que esto escribe sin bocaditos SAZONADOS EN DULCE TERROR! ¡¡¡NAM NAM NAM NAM NAM NAM!!!


Para leer todos los Bocaditos Lingüísticos, haz click aquí

Fanart realizado por yumedust


1 year ago