/dev: De la evolución vastayana

Por WAAAARGHbobo

Cuando comenzamos el desarrollo de Xayah y Rakan, revisamos la lista de campeones y rápidamente nos dimos cuenta de que no habíamos hecho un humanoide con influencias animales desde hace un tiempo. Sin embargo, a pesar de la cantidad de estas criaturas que ya había en LoL, tampoco teníamos un nombre para esa especie.

Todos los equipos de campeones, a los que nos referimos internamente como ''módulos'', tienen un miembro de la disciplina de Narrativa. Y parte de las funciones de ese miembro del equipo es descifrar la temática del nuevo campeón y cómo encaja dentro de Runaterra. Cuando creamos un personaje no humano, hay una pregunta más: ¿cómo encaja esta criatura en el mundo específicamente?

Descifrar a esta raza pronto se convirtió en una gran interrogante para el escritor de narrativa Matt “FauxSchizzle” Dunn y para mí. Para subir las apuestas, en una fase temprana de la producción, el propietario de producto se emocionó ante la posibilidad de que la raza de Xayah y Rakan pudiera ayudar a explicar los campeones anteriores (como Ahri, Wukong, Rengar y otros) para darles un lugar más claro a esos campeones más viejos en el mundo modernizado de Runaterra.

Parecía una gran idea y una solución fácil... bueno, hasta que nos pusimos a hacerlo.

¿Ahri, Wukong, Rengar? Obviamente están relacionados con mitos clásicos del mundo real, pero ¿qué son en verdad y qué son en Runaterra? ¿Y cómo los ''cambiamos'' sin destruir lo que a los jugadores les encanta de ellos?


Investigación

La investigación siempre es el primer paso. Comenzamos por observar las percepciones de los jugadores respecto a estos campeones, los mitos con los que están relacionados, sus antiguas leyendas y sus imágenes. Enseguida encontramos cinco temas en común.

Primera exploración de expresiones faciales de Ahri

El primero, los campeones ''hombres bestia'' provenían en general de las áreas fronterizas, poco más allá de las áreas de civilización. Segundo, muchos tenían el potencial de haber cambiado su forma o manipular su apariencia con magia. Tercero, por lo general tenían poderes mágicos innatos. Cuarto, la mayoría parecían tener una ''forma natural'' de magia. Y quinto, Ahri y los demás son de Jonia, o al menos tienen elementos en su leyenda que pueden ser percibidos como de Jonia.

Así que, ¿qué lógica respalda la existencia de un grupo de criaturas metamorfas, quimeras humanoides, establecidas en Jonia y que poseen magia natural?


La lógica de la magia natural y los metamorfos

Regresando a Tahm Kench, habíamos estado trabajando con la noción de que parte de la magia de Runaterra está relacionada con el mundo de los espíritus visto en la leyenda de Shen. Este era un mundo espejo donde el espíritu de cada ser vivo y cualquier tipo de cosa existe. Las almas de cada persona, el espíritu de animales, las esencias de las especies y de los lugares, elementos e incluso ideas existen en esa dimensión como fuerzas poderosas que interactúan y crean un tipo de magia en Runaterra. Además, sabíamos que los espíritus de este lugar no tenían una forma sola. Tahm Kench y Kindred no son de nuestro mundo, sus apariencias en el reino material son ilusorias. Son criaturas de magia pura que se manifiestan bajo reglas específicas, pero no tienen una forma real o un cuerpo físico como nosotros.

Matt y yo hablamos con Anthony “Ant in Oz” Lenné y con el equipo de creación de mundos, que nos ayudaron con dos conceptos clave. Primero, Anthony estaba trabajando en crear una lógica para la magia de Runaterra y se le había ocurrido el concepto de que la magia fluye como ríos provenientes de una serie de portales. Estas corrientes de magia (o líneas ley) estaban trazadas por todo el planeta, se entrecruzaban y se mezclaban. Era una gran pieza en la creación de mundos, porque esa regla única y simple daba paso a un montón de complejidad. Sectores cercanos a un portal tenían acceso a una cantidad masiva de un particular tipo de magia, con pequeñas variaciones, mientras otras regiones en las intersecciones de diferentes corrientes tenían sus propias formas curiosas de magia y otras áreas estaban localizadas lejos de las corrientes, por lo que casi no tenían presencia mágica.

Puente de Jonia

En segundo lugar, Anthony y el equipo de creación de mundos habían concebido que algunas de las ''corrientes'' mágicas surgían de las tierras altas de Jonia. De esta manera parecía obvio que Jonia era la fuente principal de esta clase de ''magia natural'' que fluía desde el mundo de los espíritus de Shen hacia el plano material. Si criaturas como Ahri, Rengar, Xayah y Rakan eran de Jonia, entonces era probable que tuvieran una conexión más profunda con esta clase particular de magia y por lo tanto una conexión más profunda con ese mundo natural de los espíritus.

Esto nos brindó un par de soluciones. Ya sabíamos que lugares mágicos como Icathia estaban devastados y cambiados por la magia, ahora podíamos asumir que Jonia tenía su propia frontera con un reino mágico ligeramente menos peligroso.

En cuanto al desarrollo del arte, parecía que nuestras criaturas se encontraban temáticamente entre elfos y sátiros. Eran una raza mitad hada que contenía características de tres criaturas (humanos, aves y cánidos) y venían de las fronteras de Jonia hacia este mundo mágico de espíritus. Pero si estas criaturas no eran solo espíritus mágicos, ni humanos con orejas de Star Trek, ¿no nos faltaba el enlace entre las criaturas de ese mundo y el nuestro?


Esa maldita evolución

Uno de los problemas de crear una raza nueva es la evolución. Es un concepto fundamental y una visión subconsciente que nosotros (como usuarios de los medios) utilizamos para observar cualquier creación de mundo organizada. Es sencillo ignorarlo con criaturas que suponen ser completamente mágicas (como demonios o fantasmas), pero es difícil ignorar lo ilógico de algunos monstruos y razas clásicos que supuestamente son criaturas físicas que se desarrollaron dentro de ese mundo.

Muchas fantasías solo evitan estas preguntas o recurren a un simple Deus Ex Machina (eh... ¡Fueron creados por titanes!). Ambas soluciones parecían ser una forma de escabullirse y si queríamos que las leyendas de LoL fueran tomadas en serio, debíamos tener un acercamiento serio.

¿Y si pudiéramos lograr que la evolución jugara a nuestro favor? ¿Y si la magia era un recurso (como el agua) y su escasez o su abundancia afectaran la evolución? ¿Podría eso explicar por qué un metamorfo es un metamorfo?


Anfibios espíritus, marismas mágicas

Una variedad de ideas comenzó a desarrollarse, pero una se presentó como útil para el desarrollo. Si pudiéramos suponer que hay fronteras permeables entre el mundo material de Runaterra y el mundo natural de los espíritus, entonces sería probable que las criaturas evolucionarían para poder prosperar en ambos reinos. El alma de estas criaturas tendría que ser más fluida y modificable que la nuestra, tendrían que ser capaces de absorber y fusionarse con otros espíritus mágicos para sobrevivir por períodos extensos cerca del mundo de los espíritus. Y necesitarían una forma física real para sobrevivir durante el tiempo que estuvieran en nuestro mundo.

Estas cosas serían tan ajenas a nosotros como las medusas de las profundidades marinas o los gigantescos gusanos de la zona pelágica. Eran los ''protovastaya'' o lo que el equipo de creación de mundos llegaría a llamar los Vastayashai’rei. La antigua raza de auténticos metamorfos se adaptaba excepcionalmente a este peligroso e inusual entorno.

Los Vastayashai’rei nos otorgaron un puente evolutivo para que la magia se introduzca y sea usada por otros seres vivos (y una lógica implícita que potencialmente podría aplicarse a otros tipos de magia). Claro, los hechiceros aún podrían estudiar magia y la gente podría tener contacto con ella de otras maneras, pero ahora podríamos suponer que el contacto interpersonal con esta raza antigua (o tal vez contactos breves con los espíritus de las fronteras) comenzaría, como un virus, a reescribir la forma en que la criatura o su progenie interactúa con la magia. Esta solución funcionó. (¡Por cierto, no te pierdas la la Página de Universo para más detalles acerca de la estupendas leyendas Vastaya!)

De repente teníamos una explicación para un montón de monstruos extraños y clásicos. Animales poco inteligentes podían convertirse o evolucionar en osos-búhos, grifos y otras criaturas quiméricas conforme su forma física fuera afectada por el acceso a la energía mágica y distintas formas de magia de animales espíritus comenzarían a cambiar su forma y la de sus descendientes.

De manera similar, el contacto Vastayashai’rei con humanos los modificaría. Esas almas humanas podrían conectarse con espíritus animales y su magia natural. Los descendientes de los humanos originales que habían tenido contacto con los Vastayashai’rei se convertirían en las distintas tribus de nuestros metamorfos quiméricos bípedos... que poco después se autodenominarían como los Vastaya.


3 weeks ago