Comunidad
Teemo en el espacio... o algo así

¿Cuántos ingenieros aeroespaciales y físicos se necesitan para enviar a un yordle al espacio?

ComunidadAutorCASHMIIR
  • Se copió al portapapeles

En marzo de 2018, Clemens Riegler, un estudiante de la maestría en tecnología satelital de la Universidad de Würzburg (y autodenominado "el mejor Rammus de Occidente") nos contactó a través de las redes sociales con el mensaje: "Tengo una pregunta rara: ¿hay algún sticker oficial de AstroTeemo o AstroNautilus?".

Y casi un año después, ¡enviamos a AstroTeemo al espacio! Bueno, algo así. Nuestro pequeño y diabólico yordle angelical voló casi 75 km (46,6 millas) hasta la mesósfera. Técnicamente, eso es cerca del espacio, no el espacio exterior en sí. Pero no le digas a Teemo que no es un astronauta de verdad; por el bien de todos, es mejor que siga contento.

Un pequeño paso para Teemo

No bastó con la consulta del jugador de Rammus número 114 en la clasificación de EUW para enviar a un yordle al espacio: hizo falta un equipo de 24 estudiantes de la Universidad de Würzburg y TU Wien, de los cuales casi la mitad podría estar en tu próxima partida. Parece que con suficientes puntos de maestría de Rammus se puede enviar a Teemo al espacio.

El Proyecto Daedalus se conformó a mediados de 2016 con el objetivo de desarrollar e implementar un mecanismo de aterrizaje aeroespacial sin componentes activos ni paracaídas. Concibieron un vehículo espacial de mayor estabilidad que permitiría maniobrar mejor en atmósferas turbulentas. Mientras trataban de resolver el desafío de un mecanismo de aterrizaje más seguro y reutilizable para usar en la Tierra, el equipo fantaseó con un viaje espacial a Venus y con la capacidad de obtener datos sobre la atmósfera tumultuosa de Júpiter. Esto llevó al desarrollo de "SpaceSeed" (Semilla espacial).

Luego de tres años de trabajo junto con el Dr. Hakan Kayal (el jefe del departamento de tecnología espacial de la Universidad de Würzburg), de recibir el apoyo de patrocinadores de toda Europa y de obtener la aprobación del Programa REXUS/BEXUS* (y el apoyo incondicional del Centro Aeroespacial Alemán, la Agencia Espacial Nacional Sueca y la Agencia Espacial Europea), el equipo desarrolló tres SpaceSeeds y las preparó para su lanzamiento en un cohete Orion mejorado.

¿Y qué tiene que ver Teemo con todo esto?

"Teemo es un ícono de League of Legends", comenta Clemens. "También consideramos a AstroNautilus, pero todos tenemos una conexión fuerte con Teemo. Casi todos quisimos verlo volar hasta la luna en algún momento, pero no todos tienen la capacidad para hacerlo. Queríamos darles a los jugadores de LoL de todo el mundo la oportunidad de verlo concretarse". Seamos sinceros: todos soñamos con darle a ese tirador Teemo con 0/6/0 que arruina nuestras partidas de promoción un boleto sin retorno al sol.

Kiruna_Sweden.png

Una semana antes de terminar oficialmente con el hospedaje de Teemo en el planeta Tierra, Clemens y los miembros del equipo Alex Hartl, Eric Heimann, Tobias Neumann y Florian Kohmann volaron a Kiruna, Suecia, hogar del Centro Espacial Esrange, para construir y lanzar su cohete.

En su trabajo a la par de los astrofísicos e ingenieros de Esrange, los miembros de Daedalus ensamblaron su proyecto durante una semana: comenzaron con solo algunas piezas y terminaron con un cohete totalmente listo y funcional. También aprovecharon el Internet de alta velocidad que había en la base para relajarse con algunas partidas de LoL.

TeemoRocket1.png

Un gran salto para los yordles

El 4 de marzo de 2019, Clemens, Alex, Eric, Tobias y Forian se levantaron temprano (aunque posiblemente no hayan dormido mucho de todas formas). Luego de años de trabajo arduo, había llegado la hora de ver a su experimento y a Teemo volar a la atmósfera.

Siempre una hora antes de cualquier lanzamiento en el Centro Espacial Esrange, todo Kiruna se envuelve en un ruido que solo se compara con los cuernos de Gondor. "Es un sonido poderoso y aterrador", admite Clemens. "Es tan fuerte que se puede oír a decenas de kilómetros. Es para advertir a todos que algo va a suceder... específicamente, que algo va a subir"

A las 9:50 (hora central europea), todo el equipo Daedalus (no solo los que viajaron a Suecia) esperaron y observaron nerviosamente a medida que se terminaban los chequeos de lanzamiento y comenzaba la cuenta regresiva.

¿Sabes cómo en las películas siempre hay una gran cuenta regresiva antes de que despegue un cohete? Bueno, eso es real. "¡Nunca había estado tan tenso en mi vida! Era mi cuenta regresiva. No, ¡NUESTRA cuenta regresiva! ¡Al fin! Luego de verlo millones de veces en las películas. Luego de tanto trabajo. NUESTRA cuenta regresiva había comenzado... es realmente una sensación única", recordaba Clemens.

"Todo lo que puedo recordar es que mi corazón latía descontroladamente, pero mi cabeza estaba vacía. No había nada más en qué pensar. El trabajo estaba hecho. Ya no estaba en nuestras manos". En T-0, el sistema tomó el control, el proceso automatizado se inició y el equipo Daedalus observó cómo Teemo y su cohete despegaban con suficiente fuerza como para levantar un auto.

A cinco veces la velocidad del sonido, le tomó al cohete (y al probablemente aterrado polizón) menos de tres minutos alcanzar su altitud máxima de aproximadamente 75 kilómetros. En la Tierra, el equipo Daedalus aguardaba nerviosamente mientras ocurría su experimento.

Precisamente a los 133, 143 y 153 segundos después del lanzamiento, Teemo nos miraba desde lo alto como un soberano benevolente, a medida que las tres SpaceSeeds se activaban exitosamente. El experimento fue un éxito total.

Las SpaceSeeds que se propulsaron desde el cohete descendieron de forma individual. Tuvieron un aterrizaje "nominal", es decir, que se llevó de acuerdo a lo planeado, a aproximadamente 85 kilómetros por hora. Si bien no es exactamente una velocidad de aterrizaje suave, las SpaceSeeds se diseñaron para realizar reingresos veloces. El cohete aterrizó en una ubicación distinta y a una velocidad de impacto mucho mayor. Por suerte, el equipo de Esrange pudo recuperarlo junto con todos sus experimentos. Todos excepto cierto yordle...

¿Dónde está Teemo ahora?

Esa... es una buena pregunta. "No se quemó", comentó Clemens entre risas. "Pero no tenemos idea de lo que le pasó. Solo desapareció". Según el equipo Daedalus, no hay forma de que el sticker de Teemo se haya quemado durante el reingreso, ya que los materiales del cohete inhiben el nivel de calor necesario para incinerar a Teemo. Y si bien el equipo de Esrange pudo recuperar todas las otras piezas del cohete, Teemo evadió la captura.

Hasta donde sabemos, podría estar en alguna parte de la atmósfera plantando hongos para que los futuros astronautas se tropiecen. Así que, si tienes planeado viajar al espacio en un futuro cercano, te recomendamos que lleves un detector de minas.

De parte de todos en Riot, queremos agradecer a los miembros del Proyecto Daedalus por enviar a Teemo a donde ningún yordle llegó antes. Nos honra que Teemo haya sido parte de un experimento aeroespacial potencialmente revolucionario y estamos ansiosos de ver a dónde nos llevarán en el futuro.

*El Programa REXUS/BEXUS se lleva a cabo bajo un Acuerdo bilateral de agencias entre el Centro Aeroespacial Alemán (DLR) y el Comité Espacial Nacional Sueco (SNSB). La parte sueca de la carga del cohete se proporcionó a estudiantes de otros países europeos a través de la colaboración con la Agencia Espacial Europea (ESA).



  • Se copió al portapapeles