Y el campéon universitario del CUP 2017 es...

Por Staff de Esports

Tras meses de eliminatorias regionales, este sábado 16 de diciembre culminó la primera edición del Circuito Universitario Panamericano (CUP), donde la escuadra de Absolution, representante mexicano de la Tec de Monterrey, Campus Monterrey, se coronó como campeón tras vencer a Babilio Gaming, representante colombiano de la UIS.

Esta fase final también contó con la participación de los equipos Faith Never Die y UCA, de Venezuela y El Salvador respectivamente. Las cuatro escuadras lo dieron todo para llevarse la gloria a su tierra, y aunque solo una consiguió el título, todas pusieron de su parte para ofrecernos un torneo competitivo e interesante. Aquí te compartimos el resumen de lo más destacado de la Gran Final del CUP 2017.

Duelo de control, paciencia y estrategia

Con la Ciudad de México como escenario, el combate final entre Colombia y México se definió a través de un mejor de tres (Bo3) donde cada partida tuvo un planteamiento distinto. Aunque Absolution mostró sus credenciales que lo hacían merecedor del trono, eso no le garantizó un duelo sencillo.

En la primera partida, el conjunto santandereano evidenció un aprendizaje con respecto a sus duelos pasados con Absolution, y planteó una estrategia para contrarrestar el estilo coordinado del favorito local. Con rotaciones efectivas y procurando neutralizar la fase de líneas dominante de Florrie, carrilero central del equipo mexicano, los colombianos consiguieron dominar gran parte del juego. Aunque mediados de éste cometieron errores producto de la confianza excesiva, esto no les impidió tomar las riendas nuevamente y cerrar el primer encuentro.


Pero cuando parecía que todo iba viento en popa para el conjunto sudamericano, los regiomontanos no demoraron en despertar y ponerse las botas de equipo implacable. En la segunda partida, fueron ellos quienes neutralizaron cualquier intento de Babilio Gaming por repetir la estrategia del juego 1, y en 26 minutos destruyeron el Nexo enemigo sin perder una sola torre.

Aunque los jugadores de la Universidad Industrial de Santander quisieron cambiar esta imagen en el tercer round y consiguieron mantener una cierta igualdad durante una parte del juego temprano, al final todo terminó siendo otra aplastante victoria para la escuadra de la absolución.

El equipo representante del Tecnológico de Monterrey destacó durante todo el certamen por contar con jugares muy compaginados, así como rotaciones sólidas y una coordinación en peleas de equipo más que destacable. Acompañado del nivel individual de sus jugadores en fase de líneas, principalmente de Florrie y de su estrella Eduardott, estas características les permitieron recuperarse de las desventajas iniciales que podían llegar a padecer.

Otro punto a favor de Absolution fue su paciencia. No es común ver equipos que sean capaces de mantener la calma frente a un inminente aplastamiento enemigo, cualidad que incluso algunos equipos profesionales no terminan de manifestar en sus presentaciones. El equipo mexicano siempre trató de que la ansiedad desesperada no se convirtiera en su única vía para remontar los juegos, apelando en cambio a un planteamiento más pausado y castigando cualquier apertura que el equipo rival concediera.

Por otra parte, Babilio Gaming tuvo un enfoque más concreto con el que buscó dominar la fase temprana a base de control de visión y castigar los intentos de agresión enemiga. Cuando lo consiguió, obtuvo una ventaja inusual de la mano de su tirador Mianare, quien, con su posicionamiento, sostuvo las peleas de equipo hasta el punto que BBG tomase el control. Gracias a esto, fueron capaces de doblegar a sus rivales salvadoreños y venezolanos, pero no fue suficiente contra la aplanadora mexicana, más allá de la primera partida de la final.

Cuatro contendientes con mucho qué ofrecer

Aunque Absolution de México y Babilio de Colombia atrajeron los reflectores, la actuación de UCA y FND también llamó la atención. Si bien no consiguieron llegar al duelo final, sí que intentaron dejar su marca.

El estilo del equipo salvadoreño de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas se caracterizó por su iniciativa ofensiva en juego temprano, centrándose principalmente en las cazadas y escaramuzas donde LocoDan hizo la diferencia. Aunque fueron capaces de poner en aprietos a los dos finalistas del torneo, la idea y ejecución del juego temprano se desdibujaba conforme pasaban los minutos, y el remate nunca estuvo al nivel del arranque.

Por otra parte, el equipo venezolano de la Universidad Católica Andrés Bello, era quien tenía a los integrantes con el perfil más incierto del certamen. A pesar de eso, encararon el torneo siempre con la idea de sorprender, atreviéndose con campeones inusuales como Shyvana, Lux o Zoe en la posición de soporte. Al final, la creatividad no fue suficiente para conseguir la victoria y avanzar a la siguiente fase, pero cabe resaltar que nunca les faltó ímpetu, y no se sintieron intimidados por tener rivales a quienes muchos consideraban mejor calificados a nivel individual y colectivo.

Nuevas oportunidades

Más allá de la victoria y el éxito obtenido por parte de Absolution, el Circuito Universitario Panamericano representó para competidores y fans por igual, una posibilidad de vivir el ambiente profesional. Aunque muchos de los estudiantes que representan a su respectiva universidad quizás no comparten las mismas aspiraciones y objetivos que los de un jugador del LLN, las ganas de competir, el orgullo y la entrega son la misma, sin mencionar los desafíos que tuvieron que pasar para llegar a esta etapa final.

2018 está a la vuelta de la esquina y la nueva temporada de League of Legends nos plantea un nuevo reto para llegar a la cima: desde el invocador que comienza su aventura en la Grieta, hasta el universitario que buscará destronar a México en el próximo CUP. Te invitamos a forjar tu propio camino y felicitamos una vez más a Absolution, campéon del Circuito Universitario Panamericano 2017.


1 year ago


Contenido Relacionado